miércoles, 28 de julio de 2010

Fartlek

Sigo con el entrenamiento y los miércoles toca calidad. Según el plan previsto hoy había que hacer cambios de ritmo durante 25 minutos. Los intervalos tenían que ser desde 3 minutos hasta 15 segundos. De una forma mas técnica si no me equivoco esto se llama Fartlek. Consiste en realizar hacer cambios de ritmo durante una distancia o tiempo controlado.

Despues de 20 minutos de calentamiento empecé con los cambios de ritmo. Era la primera vez que lo iba a hacer así que no tenía ni idea de como iba a reaccionar. Para facilitarme las cosas me lo planteé por tramos de distintas distancias en vez de por tiempos. Para hacerlo mas ameno iba pensando: "voy a subir el ritmo hasta que se acabe la acera, recupero al trote, ahora subo el ritmo un poco más y no paro hasta la farola aquella, recupero al trote, 100 m un poco más fuerte y recupero....". Esto fue lo que estuve haciendo  durante 25 minutos. No se si esta realizado correctamente, pero ya está hecho y la verdad es que en general me he sentido bastante bien.

Mis sensaciones fueron que los primeros cambios de ritmo me costaba mucho y sufría bastante, pero sorprendentemente los últimos cambios me resultaban más comodos. Cuando terminé los 25 minutos de cambios estaba cansado pero no agotado. Al terminar me tomé un minuto andando y luego corrí durante 10 minutos a un ritmo de 5:30. Estiramientos y para casa. No hice abdominales ni tabla porque tenía calor...ni ganas.

En Eras tengo localizadas solo tres fuentes y el problema es que estan muy cercanas unas de otras. Igual en otras zonas de running de León hay mas fuentes, pero por los chalets de Eras y el río no hay muchas. Es importante estos días tan calurosos tener fuentes a mano para echar un trago y habría que diseñar los recorridos pensando en donde se puede beber. A mi no me gusta llevar un cinturón de esos con botellitas, pero igual hay que pensarse llevar una botella de agua en la mano y beberla durante el recorrido. Además con lo patoso que soy bebiendo en los avituallamientos igual hasta me viene bien como entrenamiento para beber en carrera.

3 comentarios:

L.A. dijo...

Se me ocurre que cuando tengas sed, llames a un chalet cualquiera (seguro que te dan un buen vasito de agua bien fria). Mejor que el chalet no tenga perro.
Yo creí que después de la media de Ponferrada, ya no bebías agua, que habías adaptado el cuerpo a resistir sin agua, como los habitantes del desierto (creo que se llaman Tuaregs).
Ahora en serio: Si te acercas hasta el monte San Isidro hay varias fuentes y no te queda lejos. Otro remedio casero es esconder la bebida en alguna parte del rio y cuando pases la recoges y te la bebes (estará fresquita)

JAVI VEGA dijo...

Hola Amable, eres incombustible, no te paran ni las llamas del verano. Lo de llevar la botella en la mano no te lo recomiendo por su incomodidad. Yo tengo un cinto de la marca Nike con 3 botellas (entre las 3 hacen como 0,6 litros) pero sólo lo uso en las tiradas largas de los domingos cuando preparo algún maratón (salidas de 2 a 2 horas y cuarto). Es muy cómodo de llevar. Si lo usas con estos calores tienes que echar el agua muy fría para que te aguante fresca el máximo de tiempo. Antes de ayer salí a las 17.00 h. con 38 grados de temperatura, cuando llegué a la fuente de Carbajal (justo antes de la subida asfaltada a la Carretera de Asturias) casi me meto entero en la fuente. En cambio hoy salí por la mañana y no tiene nada que ver (las peores horas creo que son entre las 13 y las 20, el resto del día se corre muy bien).

César F. Buitrón dijo...

Para ser el primer fartlek lo hiciste perfecto. Para saber si lo has hecho bien o mal tienes que sentir las sensaciones de hoy: acabar más cómodo que empezaste, cansado, pero con la sensación de que podrías seguir varios minutos más haciendo cambios de ritmo. Recuerda eso de entrenar despacio para competir deprisa.
Si estás el domingo por aquí vamos a quedar pronto para la tirada larga. Ya te mando un correo.