jueves, 30 de diciembre de 2010

San Silvestre León

Desde los 10 K de León no había vuelto a correr una prueba y de eso hace casi tres meses. Decidí inscribirme y según me encontrara hoy ya valoraba si participaba. No tengo la pierna bien y hace una temporada intenté un par de días salir a correr y el resultado no fue bueno. El caso es que estaba con ganas y pensé que dado que no tenía molestias podía intentarlo. Dicho y hecho. Salí de trabajar, me comí un platano y una manzana y me dirigí a la salida de la San Silvestre.

Fui corriendo desde Eras a Botines. Bueno, lo de corriendo es un decir porque la pierna ya empezó a avisarme por varios frentes de que la cosa no iba bien. Me molesta la cicatriz de la rotura de fibras -o lo que tenga, me han dicho puede ser eso- y por otra parte los tibiales me dolían bastante. Iba corriendo y andando, que era lo que podia hacer. Ya vestido y con el chip puesto no me iba a dar la vuelta. Aunque no fuera más que por saludar y ver el ambiente, tenía que llegar hasta la salida. Todo un panorama el que se me avecinaba si lo unico a lo que podía aspirar era a ir andando. Cuando llegué a Botines, ya faltaba muy poco para que se iniciara la prueba. Saludos a mucha gente conocida y chistes sobre mi dorsal (llevaba el número 69), pero se mascaba la tragedia ya que pensaba que los dolores no me iban a dejar recorrer ni 100 m. Estiraba a ver si se me pasaba, daba saltos. Nada, que dudaba entre tomar la salida o ir directo a coger el autobus para ir a casa.

De repente, mientras trotaba subiendo la Calle Ancha, de repente se pasaron todas las molestias. No se si era que había calentado, pero me dolía mucho menos. Animado por el milagro me puse en la salida y con la charla con la gente antes de salir, casi hasta se me olvidaron mis problemas físicos. Disparo para dar la salida y nada más enfilar Ramon y Cajal ya me di cuenta que los milagros en esto de las lesiones no existen. Me dolía otra vez la pierna, la verdad que un poco menos. El ritmo que llevaba era lentisimo, asi todo bajé el ritmo para ver si trotando llegaba a la meta. Ni por esas. A partir de ahí fue una lucha mental contra los mensajes que me enviaba el cerebro para que abandonara y otra lucha física porque iba parando cada vez que me molestaba la pierna. Continuaba andando unos metros e intentaba trotar otro rato.

Asi fueron pasando los Kilómetros. No hay motivación mejor que tener el coche escoba 50 metros detrás. No se si fue por amor propio, por unos chicos disfrazados con un cartel del año 2011 que me fueron acompañando todo la carrera y me animaban cada poco o por el "que dirán". El caso es que acabé la San Silvestre. Sólo entraron por detras de mi 5 personas. Esos si que son los buenos. Las carreras se hacen duras en los primeros puestos, pero también son díficiles en la cola. Los que estabamos en esos puestos debo de decir que seguro que sufrimos como perros. 

La satisfacción a la llegada fue tan grande como cuando he llegado en otras ocasiones (o más). Toda una experiencia participar en la carrera en la zaga. La verdad es que la gente aplaude bastante a los últimos y anima con bastante cariño. En otras circunstancias igual habría abandonado, pero creo que hice bien en seguir (espero que no tenga secuelas).

En los 6 Kilometros hice un tiempo neto de 39:26 con un increible ritmo de 6:35 min/Km. El que no corre que no sea porque no puede hacer el tiempo que hice yo, que casi lo hice andando durante todo el recorrido.

La organización perfecta. No puedo decir otra cosa. Quizás eché un poco de menos que dieran algo de fruta en la llegada, pero con la botellita de agua fue suficitente. Camiseta técnica de manga larga de color azul (me gustaba mas la roja). La entrega de premios se hizo algo pesada por lo larga, pero es que entregaron muchisimos regalos. Sortearon 10 cheques de 600 €, ademas de bicicletas, cestas de Navidad. Premios a los disfrazados, a los grupos, a los de León, a los que ganaron que eran magrebís, etc. La chica que presenta el acto me gusta mucho (como presenta).

Bueno, pues carrera acabada, sufrida y a ver si me recupero del todo para afrontar la Media de León. Feliz Año Nuevo!

13 comentarios:

lunallena dijo...

¡¡¡Valiente!!! ahí aguantando como los campeones.
La verdad que es una carrera en la hay que olvidarse de tiempos y salir a disfrutar a tope haciendo lo que nos gusta ¡¡¡correr!!! a la vez que te dejas invadir por ese ambiente de fiesta y diversión.
¡¡¡Feliz Año!!!
Un besín

Feet dijo...

Lo importante es disfrutar por la ciudad e ir recuperando las sensaciones para estrenar el 2011 con fuerzas renovadas y sin lesiones.
La media maratón nos espera!

Ánimo Amable

Anónimo dijo...

Felicidades por participar y por el esfuerzo de llegar. Lo importante es disfrutar de la carrera y saborear las sensacines despues de la llegada.

Feliz año.

Saturnino dijo...

Seguro que has hecho lo correcto, la oportunidad de correr por León no se debe dejar escapar; ahora a esperar que todas las molestias desaparezcan y puedas correr con normalidad.
Un saludo.

L.A. dijo...

No te preocupes ni obsesiones por los tiempos o por haber llegado de los últimos. HAy gente que ni corrió (Yo el primero). ¡ánimo y poco a poco irás recuperándote de la lesión y cogiendo el ritmo), quedan 10 semanas para la media de León

Pilar dijo...

Animo y seguro que pronto te vas olvidando de la pierna. Un abrazo y Feliz Año

Miki dijo...

Enhorabueba por haber ganado tu particular San Silvestre. Feliz año

JAVI VEGA dijo...

Animo Amable y Feliz 2011 en el que volverás a recuperar las sensaciones que tenías a primeros de 2010. Un abrazo.

Nuria Profe dijo...

Hola Amable,
somos Nuria y Daniel, los dos chicos que íbamos disfrazados de 2012 (no 2011, despistado, te queda un año más para el apocalipsis maya :P) y, como dijimos, te queríamos saludar y felicitarte por haber terminado aunque estuvieras lesionado.
Por cierto, no te dábamos ánimos por el "qué dirán" sino por deportividad y porque lo bonito del deporte es practicarlo para divertirse y entre amigos.
Por cierto, me imagino que quieras fotos de la llegada (nos hicieron algunas). Danos un toquecín y te las mandamos.
Esperamos verte en otras carreras (a nosotros, como viste, se nos ve desde lejos jajaja)
Un beso de los dos y ésperamos que te mejores :)

Irma dijo...

Dicen que nunca es tarde si la dicha es buena.

Un abrazote utópico, Irma.-

Feet dijo...

Amable el primer inscrito a la Media Maratón de León, si señor.
Espero que superes las molestias y vuelvas pronto a los entrenamientos y al blog.

Un saludo

Luis dijo...

Te he visto muy fino a la hora de inscribirte, ahí no hay quien te gane. ¿No notaste ninguna molestia en tu sprint para dar a la tecla? je, je. Animo que a motivación no hay quien te gane.

Edward dijo...

Hola Amable! Soy tu viejo teacher. Felicidades por acabar la carrera y que sepas que yo ya he corrido mi primera carrera!!! Nos fuimos unos cuantos amigos a Tenerife en Navidad y como uno es muy corredor nos lió a todos para correr la San Silvestre Lagunera. Has de saber que entré de los últimos, pero por solidaridad con mi mujer y una amiga que nunca habían corrido ni San Silvestre ni nada. La verdad es que es duro cómo te mira la gente, cómo muchos desgraciados se te ponen en medio porque ya no hay respetar a los que vienen al final “que son unos pesaos,” pero también te ayudan muchos que siguen dándote aliento a pesar de que ya tienen ganas de irse a casa, pero, al final, cuando cruzas la línea de meta, el subidón es genial. Me picaste con lo de correr y ahora salgo regularmente y ya tengo la media de León en mente. Espero que te recuperes de tus lesiones y la corramos juntos. Un abrazo.